• TechBloom

Las Sociedades Digitales del siglo XXI


Virginia Mijes

Vicepresidenta Associació Blockchain Catalunya


La sociedad digital nace y se desarrolla en los años 60 orientando la tecnología y ciencia en un entorno de la postguerra mundial donde se buscaba la reflexión del contexto social sin embargo con una demanda creciente a empoderar a las personas en la ciencia de la tecnología se inician estudios de los CTS ( Estudios en Ciencia , tecnología y sociedad) , dando mayor relevancia a la investigación para la aplicación de la tecnología en proyectos, gestión empresarial y nuevas formas de interacción en la sociedad.


En general los estudios con la combinación de ciencia – tecnología – sociedad abarcan nuevas visiones de como pueden impactar sobre el comportamiento relacional de las personas con diferentes enfoques de propósitos y siendo utilizados en los sistemas educativos, políticos, económicos y sociales.


La dependencia tecnología nos lleva a crear nuevos modelos existentes en la transformación social , las redes sociales, tecnologías aplicadas , sistemas de información y los datos toman relevancia en nuestra sociedad donde además debemos enfocar ese sistema de sociedad digital en valores como aporte a la sociedad en general y humanidad en una visión mas global.





La visión es la de tomar conciencia de la integridad de una sociedad digital con las diferentes tecnologías: AI, Blockchain, IoT, BIG DATA, Robótica, ... son algunos desafíos en el desarrollo de una sociedad digital colaborativa no solo orientada al crecimiento económico, industrial , empresarial o sectorial sino también a la propia evolución digital humana en la adaptación a los avances científicos, conocimiento y aprendizaje de las tecnologías.


El pensamiento social digital pasa por aportar valor en todas aquellas acciones donde la ciencia y la tecnología se unen, áreas de trabajo y colaborativas como educación, social, política, y económicas y que nos sitúan en el siglo XXI en un nuevo paradigma digital.


La Sociedad 5.0 se caracteriza por “la solución de problemas, la creación de valor, la diversidad, la descentralización, la resiliencia, y la sostenibilidad y la armonía medioambiental, - Keidanren -

Determinar cuales serán las tecnologías con mayor impacto y beneficio para las personas, la comunicación y en los negocios en general depende de la visión de crecimiento tanto en valor humano como en el valor añadido que las tecnologías pueden aportar a la sociedad 5.0 en general. Podemos establecer puentes y caminos con origen del conocimiento tecnológico en diferentes foros : escuelas, conferencias, formaciones, networkings.. y tenemos la oportunidad como sociedad digital de escoger las herramientas para nutrirnos de la información.



Es sin duda alguna un reto para la humanidad y las diferentes sociedades en un ámbito global el aproximarnos a esa cultura digital. Los sectores con mayor foco en innovación, en las TIC , o en los campos de investigación científica aplicados al desarrollo tecnológico son fundamentales para esa creación de sociedad digital. Al mismo tiempo nace esa incertidumbre de adaptabilidad, conocimiento e incluso la utilidad de como enfrentarnos a esa vorágine de aspectos tecnológicos.


El reto es no ya solamente visionar el futuro tecnológico en nuestra sociedad, sino hacerlo posible. Y que ese cambio sirva para impulsar el crecimiento, y resolver los problemas sociales.


En una sociedad donde la vigilancia “digital” está estrechamente ligada a nuestra vida cotidiana, nuestras acciones, interacciones y campos de desarrollo personal y profesional, es un síntoma de alerta donde cada vez estamos más expuestos y necesitamos de mayor resiliencia para esa adaptación.


En un término generalizado, convergen las diferentes edades y adaptaciones a la tecnología, generaciones de jóvenes nativos digitales y la creciente necesidad de nuestros mayores a esa adaptación tecnológica y donde la mirada se centra en que integremos las tecnologías en nuestra vida cotidiana, en nuestra cultura y en nuestros ámbitos profesionales y empresariales.


Start ups, intraemprendimientos, mejoras de procesos y aplicaciones., nos sitúan y nos vemos inmersos en ese tsunami tecnológico, donde es fundamental la creación de una sociedad digitalmente integrada.


La interacción de la robótica, humanoides y personas es ya una realidad, estamos en una siguiente evolución donde las personas se convierten en una pieza fundamental de ese avance.


Tras la revolución del conocimiento impulsada por las plataformas abiertas para obtener información, compartirla y crearla , nos vimos ante retos de conocer que era el Cloud, como gestionar redes sociales, como desarrollar las tecnologías en las empresas, en los campos de crecimiento económicos digitales e incluso en la convivencia de métodos y sistemas bancarios tradicionales con el boom tecnológico, dinero digital, apps, cuentas on line digitales y modelos de implantación de instituciones y órganos de regulación personales y profesionales, en ámbitos diversos de sanidad, identidad digital , tramitación reguladas acompañados por plataformas digitales. La evolución de firmas digitales, DNIs, y certificaciones on line , son elementos que en los últimos años han acompañado a la sociedad en ese cambio digital.





Basándonos en la necesidad de una sociedad inclusiva digital nos introduce en un dialogo más allá de los modelos tradicionales, nos adentra en un modelo nuevo de colaboración. La tecnología Blockchain nace con un modelo de interacción P2P donde no existen los intermediarios y que como elemento de valor nace también con una característica distribuida y descentralizada, por lo que convergen dos líneas de comunicación en información, datos, e interacción con un modelo hasta ahora inexistente.


Blockchain es una nueva tecnología que ofrece la posibilidad de solucionar problemas básicos de nuestra sociedad Las tecnologías nos empoderan en un entorno educacional con un beneficio sobre la alfabetización donde históricamente la brecha se reduce, aunque debemos tener en cuenta la integración de las tecnologías en la sociedad de forma que se produzca con la mayor solidez, en diferentes niveles sin producir con ello una segmentación impuesta, sino una segmentación voluntaria en esa adaptación a la tecnología y los diferentes niveles de madurez de la sociedad digital.


En el campo de la educación de la tecnología nos encontramos también ante el reto de la terminología, el lenguaje surgido en cada campo tecnológico y por tanto entender los niveles de aprendizaje y asimilación de la literatura empleada en cada tecnología. Esto nos lleva a establecer un sistema nuevo de comunicación e incluso elementos como puedan ser la publicidad digital que nos ayude a integrar esa evolución digital en nuestra sociedad.


Las oportunidades de reconvertir la sociedad en una cultura digital nos reta no solo a integrar las tecnologías en nuestra vida personal, profesional y empresarial, sino que nos permite un avance cultural y socio-económico con grandes beneficios



¿Cómo se adaptará la humanidad en un futuro donde las tecnologías y los campos de desarrollo científicos están ya a una velocidad sin precedentes? La sociedad en general resiste al cambio donde las brechas tecnológicas, culturales o de hábito, incluso de posibilidades de acceso a la adaptación son evidentes. En ese punto la ética tecnológica jugara también un papel fundamental. Inicialmente la inclusión por ejemplo de la robótica o la presencia de desarrollo tecnológico como los drones, chocan de frente ante las regulaciones, sistemas jurídicos, fiscales, en diferentes campos, y se cuestiona como las maquinas pueden sustituir a las personas en diferentes trabajos, aplicaciones o en general en la vida cotidiana o profesional. ¿En que medida integramos esas regulaciones? Y donde se sitúa la línea de la ética sobre la misma comunidad sin que ello sea un freno para el desarrollo tecnológico.


La modernización de la sociedad digital es un avance del siglo XXI donde aún nos queda por descubrir el amplio impacto que puede darse en las personas y en nuestra sociedad.




Virginia Mijes

Vicepresidenta Associació Blockchain Catalunya

24 vistas