¿Revolución Tecnológica o Evolución Social?

Escrito originalmente en Efecto colibrí Vivimos inmersos en un mundo en constante evolución, donde nos ahogan retos y problemas que cada vez son más difíciles de resolver.

Ha llegado el momento de considerar cómo podemos utilizar el desarrollo tecnológico para abordar los desafíos más relevantes a los que se enfrenta nuestro mundo.

Es necesario que nos unamos y coordinemos los esfuerzos de la sociedad para usar la tecnología para el bien común

Hablamos con Arnau Martí Carbonell, co-fundador de Tech Bloom, el nuevo Hub Tecnológico para divulgar y debatir el impacto de las nuevas tecnologías enfocadas a crear un mundo más sostenible, con mejor bienestar social y donde la distribución de poder sea más igualitaria.

Arnau nos cuenta que la tecnología avanza exponencialmente, alterando la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos. En su escala, extensión y complejidad, la cuarta revolución será diferente a todo lo que la sociedad haya experimentado antes.



En esta perspectiva del Hype Cycle (imagen abajo) se destacan las tecnologías emergentes con un impacto significativo en los negocios, la sociedad y las personas en los próximos cinco a 10 años. Este año incluye tecnologías que prometen ofrecer un internet global de baja latencia, crear un mapa virtual del mundo real e imitar la creatividad humana.



El avance en Inteligencia Artificial y machine learning en la última década están impulsando una explosión de aplicaciones en todos los sectores.

En el punto de inflexión de las expectativas tendremos el lanzamiento del 5G y su aplicación en tecnologías IOT, conducción autónoma. Algunas de estas soluciones que pueden verse desaceleradas por las normativas establecidas.

Resurgiendo en la pendiente de consolidación para este 2020, pienso que podremos encontrar la adopción de tecnologías basadas en cadena de bloques y realidad virtual.





Pienso que la revolución más relevante será el cambio de paradigma en la sociedad.


En un mundo hiperconectado emergen y florecen nuevos puntos de vista disruptores que nos permiten ampliar las perspectivas de nuestros valores, huyendo así del egocentrismo y del miedo.


★ Dejaremos de estar ahogándonos con la ambición del reconocimiento -> La sociedad abrirá nuevos caminos de ética y confianza para dirigirse hacia la autorealización, alcanzando la cima de la pirámide de Maslow.


★ Pasaremos de enfocarnos exclusivamente en resultados, a ampliar nuestra visión trazando el camino de nuestros propósitos. Siendo, los valores humanos, el motor de esta revolución.


★ Nuestro capacitación de la complejidad y ambigüedad del mundo, nos facilitarà comprender que no existen los errores. Todo son experiencias que nos muestran un mejor conocimiento de nosotros mismos y del entorno que nos rodea.



Esto nos permitirá que nuestras decisiones sean tomadas con un espectro cognitivo más amplio. Transformando no solo la manera en la que actuamos, también la manera en la que nos relacionamos y cooperamos como sociedad.

#Seedcasting #TechBloom
Techbloom.org



31 vistas