TRES LECCIONES DEL COVID-19 PARA EL FUTURO DEL TRABAJO

Por Albert Cañigueral, publicado en Comunicación política en tiempos de coronavirus

1 - Trabajar más en remoto sí, pero no así.

El impacto más obvio y comentado desde el primer momento ha sido la explosión del trabajo en remoto. «El coronavirus provoca el mayor experimento de teletrabajo de la historia» [1] o titulares similares abundan. Los gobiernos y empresas han corrido a facilitar la implementación del trabajo en remoto [2]. Tras unas semanas de confinamiento creo que hemos aprendido varias cosas al respecto del trabajo en remoto:

  • Por un lado no todo el mundo puede teletrabajar. Según un estudio de Randstad [3] en España, de los más de 19,7 millones de personas ocupadas, únicamente 4,4 millones pueden teletrabajar. Depende mucho del tipo de ocupación, claro. Para un militar, persnal del supermercado o de la limpieza no es posible teletrabajar. La posibilidad de confinarse y de teletrabajar es un privilegio de clase [4].

  • Lo que estamos haciendo estos días de trabajar desde casa confinados no es trabajo en remoto, es supervivencia. Trabajar en estado de alarma y confinados, con los niños en casa colándose en las videoconferencias [5], sin un espacio adecuado para trabajar [6], con registro horario [7] como si fuéramos a la oficina, telecontrolados… tiene poco o nada que ver con el trabajo en remoto bien entendido. Así no [8].

  • El trabajo en remoto va de confianza a priori con tus empleados, de trabajo asíncrono y libertad horaria, de herramientas y cultura para compartir información, de tener espacios de trabajo adecuados (¡por algo existen los coworking!), etc. Si te interesa el tema léete este libro (9) o participa de este curso (10). Así sí.

En cualquier caso hay elementos positivos que creo van a perdurar en el tiempo:

  • Por el momento España ha estado siempre en los vagones de cola en estos temas [11] del teletrabajo. Creo que la experiencia actual hará que más empleados y más empresas se lo planteen en serio, aunque sea de manera parcial. Con ello las oficinas también van a cambiar [12].

  • Vamos a tener organizaciones y relaciones laborales más humanas, más «teal» en términos de Frederic Laloux [13]. Las videollamadas nos han permitido ver a nuestros compañeros de trabajo en toda su humanidad, conocer sus hogares, hijos y mascotas. Además las videollamadas siempre empiezan con un «check-in»: ¿qué tal?, ¿cómo lo llevas?, ¿cómo te sientes? [14]

  • El tema de la tecnología es clave. Los expertos alertan de los planes de acceso remoto improvisados de un día para otro y señalan que las empresas medianas y pequeñas están más expuestas a estos agujeros [15]. Por un lado todo esto ha creado una mayor conciencia acerca de la ciberseguridad. Por otro lado ha forzado la mejora de estas herramientas. En paralelo creo que veremos más aceptación de las políticas de «bring your own device» (BYOD) ya que, con los equipos de IT de las empresas saturados, los empleados han usado lo que tenían a mano tanto en hardware como en soluciones de software. Esta cultura de mayor flexibilidad será buena para el teletrabajo e incluso para incorporar talento freelance.

  • El COVID-19 ha sido responsable de que las empresas vean, vivan, la necesidad de la digitalización. En confinamiento o eres digital o no existes. Empezando por los procesos de producción (teletrabajo), pero también en presencia digital (web, etc.) y multicanalidad (vender por WhatsApp o mediante Glovo) para las pymes. La economía postconfinamiento será más digital y podría ser un factor positivo para la recuperación. Esta digitalización forzada tendrá mucho impacto también en países con economías poco digitalizadas hasta el momento.

  • No es solo el trabajo en remoto, el cambio a «todo en remoto» se acelerará a una velocidad vertiginosa. Impulsado por una mezcla de miedo y necesidad [16]. Reuniones de negocios e incluso eventos y formaciones presenciales [17] se están pasando 100 % en línea. Si tienes que organizar un evento online no te pierdas esta guía [18].

  • Aunque su uso durante la crisis actual ha sido limitado [19], el interés en la teleasistencia médica [20] y en el uso de robots [21] (drones y otros) está creciendo mucho.


2 - Las plataformas digitales son parte de la infraestructura básica de nuestras vidas


¿Te imaginas cómo sería toda esta situación en 2005? ¿Sin teléfonos móviles? ¿Sin todas estas aplicaciones que nos permiten la comunicación, la coordinación y la búsqueda de ayuda para lo que necesitemos? En los primeros días del confinamiento Wallapop y Milanuncios se llenaron de cuidadores de niños y recaderos para hacer la compra ante el coronavirus [22]. En 2020 la cultura ya incluye usar las plataformas digitales, como primera opción en muchos casos.


Ya hemos normalizado la búsqueda y la oferta laboral a través de plataformas digitales, aunque usemos plataformas inadecuadas para ello. Wallapop, Milanuncios, Vibbo y similares, pensadas para la segunda mano, no ofrecen todas las funcionalidades que una plataforma digital pensada para el ámbito laboral aporta (identidad verificada, filtrado de la oferta, evaluaciones y reputación, certificaciones y/o currículum, seguros varios, pagos con dinero retenido por la plataforma (escrow o fideicomiso), etc.). Si buscas apoyo en el cuidado de los menores mejor usar Nannyfy, Babysits, Sitly o Yoopies, por mencionar alguna de las más populares.

Para los envíos la opción obvia es Glovo aunque Lola Market, Deliberry o Manzaning (compra en mercados) deben estar también en tu lista. Deliveroo y Uber Eats e incluso Cabify también se han reinventado para llevar paquetes estos días.

Que las apps de Delivery hayan sido incluidas dentro de los servicios básicos es un indicador importante. Toda esta «app dependencia» en 2020 (en la que subyace la dependencia de la red física y la red lógica de Internet [23] nos obliga a reflexionar desde el punto de la soberanía tecnológica (las apps son cajas negras y sin presencia legal en España en muchos casos), la naturaleza privada de los datos que gestionan [24], la tendencia a los oligopolios y a la centralización [25] generando riesgos sistémicos, la falta de un encaje normativo adecuado a nivel de licencias y también condiciones laborales, etc. ¿Hasta qué punto deberían llegar a ser considerados un servicio público? Son la infraestructura troncal digital de nuestras vidas y nuestras ciudades. Otro modelo de gestión y propiedad es posible (26). Necesario e imprescindible.

3 - Los trabajadores atípicos: muy numerosos y muy desprotegidos

En España, según datos de Eurostat y Staffing Industry Analysts, el 46 % de las personas en edad de trabajar NO disponen de un contrato «típico» (indefinido a tiempo completo). Este 46 % [27] de la población española (un 40 % en el conjunto de Europa) trabaja a tiempo parcial con un contrato indefinido o un contrato temporal, están bajo un contrato por obra y servicio, o un contrato de sustitución o interinidad, un contrato eventual por circunstancias de la producción, un contrato de formación o prácticas, un contrato por horas, son autónomos, trabajan a través de empresas de trabajo temporal o mediante plataformas digitales laborales o alguna combinación de todo lo anterior. Este amplio conjunto de personas está expuesto en mayor grado a los impactos laborales del COVID-19 [28] .


Contratarle, sea porque su propia actividad como autónomo decae o se para del todo, sea porque trabaja mediante una plataforma digital que lo clasifica como trabajador independiente donde si no trabaja no cobra, etc. [29]

En cualquier caso, como escribe Financial Times: «Coronavirus puts worker rights and protections top of the agenda» [30]. Y no solo desde el FT se eleva esta observación y denuncia: COVID-19: Social protection systems failing vulnerable groups (ILO / OIT) [31], Coronavirus highlights sick pay void for platform workers (EuroFound) [32], Coronavirus is revealing the gig economy’s sharp inequalities (MIT) [33], Coronavirus Highlights Broken Safety Net for Millions of Workers (Aspen Institute) [34]. Tirando de refranero español: No hay mal que por bien no venga.

Por suerte parece que la humanidad prevalece. Gobiernos de medio mundo (y bastantes aplicaciones) han corrido a dar cobertura económica y sanitaria a este numeroso y variado colectivo de personas trabajadoras atípicas. Por un lado queda claro que la safety net actual tiene agujeros por los que caen muchas personas que no encajan con el típico empleado para quien se diseñaron las medidas de protección por desempleo en su día.



Por otro lado el grado de la confusión e improvisación en las medidas adoptadas también es un indicador de cuán lejos están los gobiernos de la realidad laboral en sus países, que siguen imaginando llena de empleados a tiempo completo, contrato indefinido y un único empleador. Eso es una especie en vías de extinción y esta crisis lo ha hecho evidente.

Aprovechando que estamos en modo de reflexión, ¿deberíamos hablar más de políticas de seguridad económica [35] y menos de políticas de empleo?




¿Cómo podemos usar el momento COVID-19 para avanzar de manera estratégica hacia una sociedad más justa y resiliente? No dejemos escapar la fuerza del empujón que el virus nos ha dado hacia el futuro. No debemos desperdiciar una crisis como esta.





Escrito por Albert Cañigueral, Consultor y divulgador de tecnopolítica. Publicado en Comunicación política en tiempos de coronavirus

_____________________________ NOTAS [1] Fernández, Tino (15 de febrero de 2020): El coronavirus provoca el mayor experimento de teletrabajo de la historia. Expansión. https://www.expansion.com/expansion-empleo/desarrollo-decarrera/2020/02/14/5e46c7c6468aebde788b459e.html [2] Gómez, Manuel V. (9 de marzo de 2020): Las empresas ensayan a la fuerza el teletrabajo. El País. https://elpais.com/economia/2020-03-08/las-empresas-ensayan-a-la-fuerza-elteletrabajo.html [3] Randstad (19 de marzo de 2020): Solo el 22,3% de la población ocupada puede teletrabajar en nuestro país. https://www.randstad.es/nosotros/sala-prensa/solo-el-223-de-la-poblacionocupada-puede-teletrabajar-en-nuestro-pais/ [4] Scheiber, Noam et al. (27 de marzo de 2020): ‘White-Collar Quarantine’ Over Virus Spotlights Class Divide. New York Times. [5] Huffington Post (10 de abril de 2020): Este periodista sufre un aprieto en plena rueda de prensa de Inés Arrimadas: las caras del resto lo dicen todo. https://www.huffingtonpost.es/entry/este-periodista-sufre-un-aprieto-en-plenarueda-de-prensa-de-ines-arrimadas_es_5e905befc5b6d641a6bd7d55 [6] De la Fuente, Alejandra (7 de marzo de 2020): “No puedo trabajar en casa porque vivo en una habitación”: ¿Pueden las empresas obligar al teletrabajo?. Público. https://www.publico.es/economia/no-casa-vivo-habitacion-empresas-obligarteletrabajo.html [7] Rómero, Ivan (9 de abril de 2020): El registro de jornada también es obligatorio con el teletrabajo. CincoDías. https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/04/08/legal/1586377163_835727.ht ml [8] Dans, Enrique (9 de abril de 2020): La pandemia y la tragedia del jefe inadaptado. Enriquedans.com. https://www.enriquedans.com/2020/04/la-pandemia-y-la-tragedia-del-jefeinadaptado.html [9] Blay Tapia, David (2014): ¿Por qué no nos dejan trabajar desde casa?. BUBOK PUBLISHING. https://www.casadellibro.com/ebook-por-que-no-nos-dejan-trabajar-desde-casaebook/9788468657028/2391064 [10] Escuela Trabajo Remoto: https://www.escuelatrabajoremoto.com [11] Olías, Laura & Ordaz, Ana (8 de setiembre de 2018): El teletrabajo no acaba de despegar en las empresas españolas. https://www.eldiario.es/economia/teletrabajo-opcion-despegar-empresasespanolas_0_811919417.html [12] Khaili, Joe (4 de abril de 2020): Remote working could put an end to the office as we know it. Techradar.pro. https://www.techradar.com/news/remote-working-could-put-an-end-to-theoffice-as-we-know-it [13] Laloux, Frederic (2014): Reinventing Organizations. Diateino. https://www.reinventingorganizations.com CÁTEDRA IDEOGRAMA-UPF DE COMUNICACIÓN POLÍTICA Y DEMOCRACIA 156 [14] Smith, Renée (19 de mayo de 2019): Make reunions more human. The checkin. A Human workplace. https://www.makeworkmorehuman.com/blog/make-meetings-more-human-thecheck-in [15] Del Castillo, Carlos (10 de marzo de 2020): Teletrabajo en tiempos de coronavirus: claves para ponerlo en marcha de forma segura. Eldiario.es. https://www.eldiario.es/tecnologia/Claves-montar-puesto-teletrabajociberseguro_0_1004400293.html [16] Hagel, John (18 de febrero de 2020): Feel the Fear. www.johnhagel.com. https://www.linkedin.com/pulse/feel-fear-john-hagel/ [17] Cicero, Simone (3 de abril de 2020): An Online-Live 2-Day Masterclass on March 24th/25th. Medium. https://stories.platformdesigntoolkit.com/an-online-live-2-day-masterclass-onmarch-24th-25th-2a999e4fc1f5 [18] Spinks, David (9 de marzo de 2020): A Comprehensive List of Tips, Tools, and Examples for Event Organizers During the Coronavirus Outbreak. CMX. https://cmxhub.com/a-comprehensive-list-of-tips-tools-and-examples-for-eventorganizers-during-the-coronavirus-outbreak/ [19] Simon, Matt (23 de marzo de 2020): If Robots Steal So Many Jobs, Why Aren’t They Saving Us Now?. Wired. https://www.wired.com/story/robot-jobs-coronavirus/ [20] Maney, Kevin (3 de abril de 2020): “Telehealth for all” could be the answer to healthcare reform. Strategy + business. https://www.strategy-business.com/blog/Telehealth-for-all-could-be-the-answerto-healthcare-reform?gko=e959c [21] Field, Hayden & Murphy, Mike (3 de abril de 2020): COVID-19 will herald an automation boom. Protocol. https://www.protocol.com/automation-boom-caused-by-coronavirus [22] Sabán, Antonio (11 de marzo de 2020): Wallapop y Milanuncios se llenan de cuidadores de niños y recaderos para hacer la compra ante el coronavirus. GENBETA. https://www.genbeta.com/actualidad/wallapop-milanuncios-se-llenan-cuidadoresninos-recaderos-para-hacer-compra-coronavirus [23] Roca, Genís (8 de abril de 2020): Internet no es un servicio, es un derecho. Viaempresa. https://www.viaempresa.cat/es/opinion/internet-derecho-coronavirusroca_2119344_102.html [24] Bria, Francesc; coord. (septiembre de 2017): Guía sobre soberanía tecnológica en el Ayuntamiento de Barcelona. https://ajuntament.barcelona.cat/digital/sites/default/files/guia_adt_4_guia_sobr e_sobirania_tecnologica_cat_2017_af_11dic.pdf [25] Gurumurthy, Anita & Chami, Nandini (23 de febrero de 2020): La comparación inteligente. El Salto Diario. https://www.elsaltodiario.com/economia-digital/corporacion-inteligente [26] Graham, Mark (26 de enero de 2020): Regulate, replicate, and resist — the conjunctural geographies of platform urbanism. markgraham.space. http://www.markgraham.space/blog/2020/1/25/regulate-replicate-and-resist-theconjunctural-geographies-of-platform-urbanism COMUNICACIÓN POLÍTICA EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS 157 [27] Cañigueral, Albert (26 de junio de 2019): ¡El trabajo ya no es lo que era! El mercado laboral digital a debate. Artículo en Linkedin. https://www.linkedin.com/pulse/el-trabajo-ya-es-lo-que-era-mercado-laboraldigital-canigueral-bagó/ [28] Hilo de twitter de Jeremias Adams-Prassl (@JeremiasPrassl): https://twitter.com/JeremiasPrassl/status/1245375029061267457 [29] De la Fuente, Alejandra (10 de marzo de 2020): ‘Riders’, hostelería y trabajadores sin contrato: precariedad en tiempo de coronavirus. Público. https://www.publico.es/economia/riders-hosteleria-trabajadores-contratoprecariedad-coronavirus.html [30] Financial Times: Coronavirus puts worker rights and protections top of the agenda. https://www.ft.com/content/d883d41e-61e0-11ea-b3f3-fe4680ea68b5 [31] International Labour Organization (25 de marzo de 2020): COVID-19: Social protection systems failing vulnerable groups. https://www.ilo.org/global/about-the-ilo/newsroom/news/WCMS_739678/lang- -en/index.htm [32] EuroFund (19 de marzo de 2020): Coronavirus highlights sick pay void for platform workers. https://www.eurofound.europa.eu/publications/article/2020/coronavirushighlights-sick-pay-void-for-platform-workers [33] Jee, Charlotte (12 de marzo de 2020): Coronavirus is revealing the gig economy’s sharp inequalities. MIT Technology review. https://www.technologyreview.com/2020/03/12/905361/coronavirus-covid19- gig-economys-sharp-inequalities-tech-business/ [34] Steward, Shelly (13 de marzo de 2020): Coronavirus Highlights Broken Safety Net for Millions of Workers. Aspen Institute. https://www.aspeninstitute.org/blog-posts/coronavirus-highlights-broken-safetynet-for-millions-of-workers/ [35] RSA (11 de enero de 2018): Addressing Economic Insecurity makes the case that economic insecurity is a political, economic and societal challenge that public policy must understand and address. https://www.thersa.org/discover/publications-and-articles/reports/addressingeconomic-insecurity

196 vistas